el efecto espectador, psicologia

El efecto espectador

¿Qué crees que pasaría si te caes delante de dos o tres personas? ¿Y si tienes un accidente frente a una multitud? ¿Piensas que habría diferencia? Es de suponer que al haber más gente presente para socorrerte, recibirías más ayuda… ¡Pues parece que NO! Hoy te explicamos qué es el efecto espectador.

El efecto espectador

Si somos testigos de una EMERGENCIA… ¿ayudamos SIEMPRE?

el efecto espectador

Este efecto también se conoce como difusión de la responsabilidad y se estudió por primera vez tras un trágico suceso ocurrido en un barrio residencial de Nueva York. Kitty Genovese, una joven que regresaba a su casa una noche, fue atacada y apuñalada junto a la puerta de su edificio bajo la mirada de casi 40 de sus vecinos. Como consecuencia del ataque, Kitty falleció y ninguno de sus vecinos realizó una llamada a la policía o a urgencias.

¿Por qué todas esas personas se quedaron de brazos cruzados, sin impedir que a Kitty le arrebataran la vida? Tras el suceso, Darley y Latané realizaron una investigación para saber qué influía en que los sujetos presten o no su ayuda. Tras su experimento, observaron que cuando hay muchos observadores, la persona que puede prestar la ayuda pasa por el siguiente proceso para tomar la decisión:

el efecto espectador
  • Debe reconocer que la situación es una emergencia clara: si no tiene muy claro que la situación es urgente, se fijará en el resto de personas que le rodean y su reacción. Es decir, si la situación es ambigua y nadie está actuando, es menos probable que preste ayuda.
  • Debe sentirse responsable y parte activa en la posible solución: si hay más espectadores, la responsabilidad se diluye y es menos probable que tome las riendas de la situación.
  • Debe sentirse capaz de ayudar: si piensa que no tiene los recursos suficientes para prestar la ayuda y que su actuación puede conllevar una evaluación negativa de los demás observadores, es también menos probable que ayude.

En conclusión, vemos que prestar ayuda o que nos la presten no es tan sencillo como podíamos creer en un principio. Y… ¿quién sabe?, quizá conocer estos datos y ser más conscientes de ello, puede que, en algún momento, nos sirva para tratar de ser el sujeto activo que reacciona y ofrece la ayuda.

Si te has quedado con ganas de más Psicurious:

https://www.umarepsicologia.com/sindrome-del-impostor-vs-efecto-dunning-kruger/

También puedes ver este vídeo de Juan Dharma:

https://www.youtube.com/watch?v=uUydX5T021A

Si te gusta, comparte, por favor. ¡Es básico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *